Nuestra historia

Existe una leyenda que cuenta la existencia de una isla misteriosa. La isla de San Borondón, al contrario que el resto de las del archipiélago canario, no aparece en los mapas y nadie sabe con exactitud dónde se encuentra. Sólo algunos la han divisado en el horizonte, pero muy pocos han tenido la suerte de pisar sus playas, pues la isla aparece y desaparece, cambia su ubicación y elige quién es digno de conocerla y quién no. Los relatos de quienes han podido visitarla en el pasado hablan de maravillosos paisajes, playas paradisiacas y una belleza única. Pero la leyenda no cuenta nada sobre sus habitantes, porque es el mayor secreto jamás guardado a lo largo y ancho del océano Atlántico. Pero nada es para siempre y los secretos terminan por podrirse y perder su significado. Es mucho más divertido gritar al mundo la verdad. 

Invasión Chachos Canarios

 

LA INVASIÓN

Cansados de vivir aislados, los revoltosos pájaros canarios de la isla de San Borondón ya no pudieron más. Una isla, aunque sea mágica, no es suficiente para unos personajes tan "desinquietos" y simpáticos como ellos. Por eso, un buen día, los Chachos Canarios decidieron invadir las 8 islas Canarias en busca de nuevas emociones. Están ansiosos por aprenderlo todo, por probarlo todo y por explorar del resto de "las islas afortunadas". Si sabes mirar, puedes verlos bailando en las romerías, riendo con nuestras frases canarias, degustando nuestra gastronomía, maravillándose con nuestros paisajes y disfrutando del mejor clima del mundo. 

LA GRAN DECEPCIÓN

Cuando las Islas Canarias se llenaron de Chachos felices "noveleriando" y "rebujando" todo, estos pajaritos sintieron que estaban en deuda con el archipiélago. La reunión que convocaron para decidir lo que podían aportar a los isleños duró días y fue una auténtica locura. Quería regalar a Canarias algo precioso, divertido, innovador y, por supuesto, ¡muy canario! 

Surgieron ideas para cocinar platos ricos, construir grandes monumentos, crear playas maravillosas o diseñar trajes típicos, pero resultó que todas esas cosas ya los canarios las tenían. Tras horas y horas de debate, la reunión terminó sin ideas y los Chachos, exhaustos, volvieron a casa desanimados. Parecía que no había nada que regalar a los canarios. Ya no podían aportar nada a un pueblo que lo tenía todo.

CAMISETAS CANARIAS ORIGINALES

Sin embargo, el desánimo no suele durar mucho entre los Chachos Canarios, así que pronto habían vuelto a ser los de siempre.  Pasaban las horas cantando folías, explorando rutas rurales, aprendiendo expresiones canarias y comiendo papas arrugadas con mojo. Precisamente mojando el pico en mojo picón es lo que hacía un Chacho el día en que se posó sobre una papa que comenzó a rodar y le hizo perder el equilibrio. El pajarito aterrizó de espalda sobre el mojo y su plumaje se puso tan naranja que, al verse, comenzó a volar "desalado" sin control. El destino quiso que el mojo le impidiera ver por dónde volaba, que en su trayectoria se cruzara un joven con una camiseta nueva y que ésta fuera tan blanca que, tras el impacto, se quedase marcada en ella la silueta del Chacho Canario en tonos de mojo rojo.

Los Chachos que vieron la escena rieron y rieron hasta perder las plumas. Pero la risa dio paso al asombro cuando se fijaron en la camiseta resultante. Era preciosa, divertida, innovadora y ¡muy canaria! Se miraron unos a otros y salieron piando como locos a toda velocidad a contarles a los demás la gran idea. Tras mucho tiempo de duro trabajo, diseños, pruebas y esfuerzo, los Chachos Canarios te ofrecen al fin sus camisetas originales canarias para que no sólo lleves tu orgullo canario en el corazón, sino que además lo lleves puesto siempre que te apetezca. Ésta es su pequeña aportación a la cultura de las islas. 

 

Quiero ver las camisetas